martes, 22 de mayo de 2018

CATALUÑA A UN PASO DE OTRO ENFRENTAMIENTO CIVIL CRUENTO.



Durante los últimos cuatro años, hemos asistido en la Comunidad Autónoma catalana a la aceleración de un proceso sedicioso que ha envenenado la convivencia, dañado la seguridad jurídica, y malbaratado la recuperación económica. La desafección nacional, la fractura social, y la diáspora de empresas, son un problema extremadamente grave y muy difícil de solucionar y superar. Lo más probable y previsible es que los catalanes sufran durante varias décadas las consecuencias del delirante proceso secesionista. 

El daño producido por el secesionismo en todos los órdenes de la vida social debió evitarse desde el Gobierno, tomado a tiempo suficientes medidas cautelares, en vez de dejar que el secesionismo creciese y avanzase. La negligente demora en aplicar el artículo 155, y su menguada aplicación, dejan daños sociales, económicos y afectivos de difícil cura. 

El necio empecinamiento de Rajoy en proseguir con la política de apaciguamiento ha creado un gravísimo problema nacional que en cualquier país democrático de nuestro entorno se habría cortado de raíz desde el primer momento. Solo tenemos que repasar los países europeos, y extra-europeos, donde los partidos separatistas están excluidos de la política institucional, y condenados a la marginalidad, cuando no a la ilegalidad.

La aplicación sin complejos del Artículo 155 al completo habría cortado de raíz toda esta dinámica demencial. Habría servido para dejar meridianamente clara la unidad nacional de España, reconocida en la Constitución de 1978, y lo que es más importante, en la voluntad mayoritaria del conjunto de ciudadanos que integramos el pueblo español.

Una intervención firme y enérgica, sin complejos, podría haber evitado muchos de estos daños innecesarios y habría permitido, desde el poder del Estado, abordar una racionalización de las Autonomías, sustanciada en descentralización administrativa de los servicios al ciudadano, sin duplicidad legislativa, ni gestos de bilateralidad. 

Los culpables del daño causado a Cataluña y al resto de España son los presidentes de la Generalidad, con su demencial intentona secesionista. Pero los máximos responsables políticos son los Gobiernos de España que han estado alimentando al nacionalismo separatista, a veces a cambio de un puñado de votos, y por inconfesables motivos cuando los gobiernos del PSOE y del PP han gozado de mayoría absoluta en el Congreso.

En estos momentos nos encontramos con un anticonstitucional presidente de la Generalidad, Quim Torra, que con sus reiteradas muestras de su racismo supremacista, evidencia un odio visceral e irracional contra España y los españoles. Y ante esta aberración inadmisible, el Gobierno de España, presidido por un pasmado se limita a contemplar y mostrar algo de preocupación, y su deseo de que Torra entre en razón. 

Ante la flojera permanente de Rajoy, Albert Ribera aprovecha la ocasión y juega al juego de sacar tajada partidista de la debilidad y descomposición del errático Gobierno de España presidido por Rajoy, al que el supuestamente apoya.

Albert Rivera se esfuerza en crecer como líder nacional patriótico, en contraste con el mortecino y amortizado Rajoy. Pero solo tenemos que revisar la hemeroteca y encontrarnos con la cruda realidad que oculta en su trastienda política. Albert Rivera, invitado y participante del Club Bilderberg, ha dado suficientes señales de complicidad con los poderes mundialistas que mueven los hilos detrás del escenario secesionista, y que siempre manejan a sus peones en los dos frentes del conflicto. 

Y el conflicto que nos concierne, el enfrentamiento civil en Cataluña, está dando abundantes señales de empeorar. Ante esta amenaza, los partidos que supuestamente defienden España tienen el deber ineludible de hacer todo lo necesario para evitar una espiral de violencia que podría acabar en algo paralelo a lo ocurrido en 1936. A tal fin deben sacrificar sus intereses particulares, y afrontar con valentía la situación excepcionalmente grave en la que nos encontramos los españoles. En caso contrario todos serán responsables de lo que pueda ocurrir por su negligencia.

Lo realista es concluir que en Cataluña ya solo queda una solución: El rescate de competencias, y la puesta en marcha de la suspensión “sine díe” de la autonomía en Cataluña. Para a continuación hacer una reforma muy profunda del Estado, y de las Autonomías. Una reforma en clave nacional unitaria. Una reforma para que algunas regiones que conforman el territorio español no puedan volver nunca más a ser instrumentadas como incubadoras del secesionismo contra España. Una reforma que deje claro, de una vez y para siempre, que el pueblo español es el único depositario legítimo de la indisoluble soberanía nacional.

Y quienes propongan algo por debajo de esta exigencia demostraran que no son parte de la solución si no parte del problema. 

Presidente Nacional de Nosotros (Partido de la Regeneración Social)
Óscar Bermán Boldú  


martes, 24 de abril de 2018

¿Quién es Inmaculada Colau? Una arpía tóxica, ridícula y sectaria.

Una antigua okupa, y trepa oportunista, que inicio su carrera política asumiendo el liderazgo activista en contra de los terribles desahucios, donde aprovecho las televisiones para hacerse un hueco en el imaginario colectivo en Barcelona, y más allá de Barcelona.

La Colau es corresponsable directa, junto a sus amigos secesionistas, de la situación desastrosa en la que ha degenerado la Ciudad Condal, otro ejemplo español de cosmopolitismo y polo de atracción turística de renombre internacional.

Antes que proteger a los industriales y comerciantes que dan empleo y pagan sus impuestos, la Colau prefiere proteger el negocio que las mafias chinas hacen con los manteros africanos que han violado las fronteras nacionales e invaden nuestra ciudad y otras ciudades de España.

Algo impropio de una persona que priorice el progreso de Barcelona. Pero lejos de rectificar, la Colau sigue protegiendo a los manteros ilegales y condena al comercio tradicional.

La Colau también respalda a los okupas, fomentando una práctica delincuencial que destruye el derecho de propiedad y la seguridad jurídica, solo tenemos que dar una vuelta por Barcelona.

La Colau, una enemiga de la industria farmacéutica, es corresponsable de que Barcelona haya perdido una gran oportunidad histórica, la de albergar la Agencia Europea del Medicamento. Colau ni siquiera viajó el 18 de octubre a Bruselas, donde el Gobierno español defendió la candidatura.

Doña Inmaculada Colau, en su sectarismo anticristiano ataca con saña a los católicos, metiéndose en un área que no le compete, mientras desatiende otras áreas que si están entre las funciones de un alcalde.

La Colau abre indiscriminadamente las puertas de Barcelona a los llamados refugiados, entre los que se camuflan toda clase de individuos, incluidos fundamentalistas islámicos, que no sabemos realmente quienes son ni porque se empeñan en entrar ilegalmente en España. No creemos que la Colau haga lo mismo con las puertas de su casa.

La Colau ha pretendido públicamente expulsar al Ejército Español de instalaciones públicas en Barcelona. Ese hecho habla por sí solo de su inconmensurable arrogancia e insolencia.

Inmaculada Colau ha tejido una red clientelar de perroflautas y otros parásitos inútiles, mientras no autoriza nuevos hoteles y amenaza al turismo de cruceros. Inmaculada Colau es lo peor que le ha podido pasar a la capital catalana. Ni Barcelona podía llegar más bajo, ni ella tan alto.

Ada Colau es un compendio de sectarismo antiespañol, demagogia barata y nepotismo. Carece por completo de “seny” una ciudad que está representada por una amiga de toda clase de secesionistas, incluidos algunos terroristas. Entierra definitivamente el mito del “seny” catalán, que los barceloneses la hayan dejado alcanzar la alcaldía y la mantengan al frente de la consistorio municipal.

O se actúa ahora, que aún estamos a tiempo, o Barcelona puede terminar convertida en un basurero urbano como Marsella. Pido por ello a empresarios, comerciantes, y sectores productivos de la ciudad condal que se movilicen e incluso consideren impulsar una objeción fiscal si continúa el empeoramiento progresivo de la ciudad.

Ada Colau pierde el rumbo continuamente, su ceguera como su fanatismo y su odio, le hace confundir la historia, calificar de “facha” al Almirante Cervera del Barrio de la Barceloneta, que murió años antes de la aparición del fascismo, es todo un poema. Todo lo que huela a militar o derecha o español, Colau se ciega hasta olvidarse de quien es ella en realidad.

Propongo la recusación de Ada Colau, y su sustitución por alguna persona sensata, preparada y ecuánime, que se ponga al servicio de Barcelona y del bien común de los barceloneses, cosa que en ningún momento ha hecho Ada Colau. No es tolerable que la segunda ciudad más importante de España esté representada y bajo el bastón de mando de una arpía toxica ridícula y sectaria que se entromete en asuntos que no son de su competencia municipal y desatiende aquellos que deberían preocuparle y ocuparle.

Ada Colau, y su grupito de onerosos desaprensivos, están arruinando a Barcelona y a los barceloneses día tras día. No se lo permitamos.

viernes, 20 de abril de 2018

Siria, actual escenario de la guerra terrorista contra la humanidad...

Al igual que antes su vecino Irak, Siria es hoy el actual objetivo de los mismos criminales sionistas que planificaron el atentado de falsa bandera contra las Torres Gemelas el 11 de Septiembre de 2001. Gran atentado inaugural del siglo XXI, que marcó un transcendental cambio de época, y cumplió su función como propaganda de guerra para quitar derechos civiles en EEUU y “justificar” con la patraña de las supuestas armas masivas irakis la posterior invasión y destrucción de Irak, e iniciar los siguientes capítulos de este diabólico plan hacia una nueva tiranía totalitaria de ámbito planetario a la que se ha dado en llamar “Nuevo Orden Mundial” y cuyos prolegómenos son el nuevo desorden mundial que acontece delante de nosotros.

Cada vez es más evidente que una privilegiada élite de plutócratas internacionales elabora estrategias globales para mantener e incrementar su dominio totalitario sobre la población mundial, decidiendo y planificando en secreto hechos determinantes en EEUU y en todo el mundo.

Esta élite supranacional, de la que el Club Bilderberg es solo “punta de iceberg”, designa, prepara, pone y quita jefes de Estado en EEUU y en otros países del mundo.

La población estadounidense se deja teledirigir desde los grandes medios de manipulación de masas, votando a presidentes manejados como marionetas desechables por la élite que se ha adueñado de EEUU. Y en el caso poco probable de sorpresa electoral, o de que el nuevo presidente osará poner en peligro los intereses de ese poder mundial sin rostro, los que ponen y quitan reyes, darían la orden de cambiarlo o de destruirlo, como ya han hecho otras veces.

Hasta ahora parecía que Donald Trump era un outsider rebelde con sus pares en la pirámide de poder, y que estaba actuando libremente por su cuenta, arriesgándose a tener el honor de ser el siguiente en la lista de presidentes asesinados por las cloacas del Estado, lista en la que destacan John F. Kennedy, y Abraham Lincoln. Pero con su explicito apoyo al Estado de Israel y su recién estrenada belicosidad contra Siria parece que Donald Trump ha despejado de su horizonte la amenaza letal de caer víctima de un complot.

Siria es un lugar geoestratégico vital para Rusia, y una de las mayores reservas mundiales de petróleo y gas.

Si de verdad se tratase de iniciar una confrontación bélica para salvar a los pueblos de las dictaduras que los oprimen, EEUU debería empezar por China, pero afortunadamente ni se plantea semejante locura, y al contrario, consolida y amplia sus buenas relaciones con China, que ya es la mayor potencia económica mundial, por encima de EEUU.

Que los que mandan en el gobierno de EEUU no crean que siempre podrán salirse con la suya y que siempre podrán engañar a todo el mundo disfrazando su bandolerismo internacional con cínicas monsergas humanitarias. La verdad es que EEUU una vez más, pretende usar en Siria la ley del más fuerte, ajena y contraria a los más fundamentales principios del derecho internacional. Pero la novedad es que hoy la Rusia de Wladimir Putin es la mayor potencia militar, por encima de EEUU.
Tengo algo más que fundadas sospechas de la veracidad o falsedad sobre la autoría de los supuestos ataques químicos del Estado sirio contra la población siria. De montajes muy parecidos saben mucho en el Pentágono, y en otros oscuros centros de poder fáctico.

Para averiguar la autoría de un crimen siempre hay que preguntar por la motivación, y a quién beneficia, y al presidente Bashar al-Ásad este crimen no solo no le beneficia en nada sino que le perjudica en todo. Además no hay pruebas contrastadas sobre el supuesto ataque químico ni parece que el presidente Donald Trump tenga ganas de encontrarlas y publicarlas. Solo tenemos unos videos que tienen toda la pinta de ser producto de otro montaje propagandístico de falsa bandera.

Montajes que forman parte de operaciones especiales de inteligencia militar, y que han sido y siguen siendo utilizados para pretender “justificar” con propaganda de guerra injustificables agresiones criminales contra naciones que no disponen de suficientes medios como para garantizar la defensa de su soberanía nacional. Pero Siria si dispondrá de esos medios, son los que les proporcionara desde hoy Wladimir Putin, no lo duden, así será.

La cada vez más poderosa y autosuficiente Rusia que lidera exitosamente Wladimir Putin defiende y seguirá defendiendo sus intereses estratégicos en Siria. Y en consecuencia defenderá a Siria de un ataque militar como si fuese Rusia la atacada, lo ha prometido con la mayor firmeza y claridad, y dispone de todos los medios para cumplir su promesa. Desafiar militarmente a Rusia es hoy 18 de abril de 2018 el colmo de la insensatez mas suicida.

Soy patriota español, y como tal, defiendo y exijo respeto a la soberanía nacional de España, y en justa correspondencia apoyo y respeto la soberanía nacional de todas las naciones que respetan la soberanía nacional de España, incluyendo a Siria.

Del mismo modo defiendo y exijo respeto a la integridad territorial de España, y también en justa correspondencia, yo respeto la integridad territorial de todas las naciones que respetan nuestra integridad territorial, incluyendo a Siria, naturalmente.

La monarquía wahabita de Arabia Saudita no puede decir lo mismo. Soros, Kissinger, Macron y otros dirigentes y agentes del sionismo no pueden decir lo mismo. Donald Trump y la mayoría de mandatarios anglosajones no pueden decir lo mismo. Sus lacayos en todo el mundo no pueden decir lo mismo. Y en estos momentos conviene recordar que entre los lacayos del sionismo no faltan, lamentablemente, algunos españoles; Mariano Rajoy, Puigdemont y Santiago Abascal, por poner solo tres notables ejemplos.

Con el propósito de acabar con la soberanía nacional siria, varios gobiernos supuestamente amigos de España han estado financiando a mercenarios internacionales que comparten objetivo militar con salvajes bandas islamistas que torturan y masacran cristianos allí por donde pasan.

Después del último bombardeo contra Siria, estamos en una situación que tiene demasiadas probabilidades de derivar en una espiral creciente de hostilidades y acabar siendo el desencadenante de la tan temida, profetizada y apocalíptica tercera guerra mundial. Dios no lo quiera.

Me repugna que el inepto Gobierno de España que padecemos los españoles, en lugar de mantener una prudente neutralidad se sume como servil ayudante a los perpetradores de esta salvaje carnicería promovida por los enemigos de la humanidad, y Rajoy que siempre ha presumido de sensatez y sentido común parece no ser consciente o no importarle si con su rastrero servilismo está metiendo a los españoles en una guerra en la que no se nos ha perdido nada y cuyas consecuencias podrían ser extremadamente terribles y aniquiladoras.

*Presidente de NOSOTROS (Partido de la Regeneración Social)

jueves, 5 de abril de 2018

Procesión Semana Santa 2018 - Gracias al pueblo de Palafolls... (Cataluña. ES)


La procesión de Semana Santa que tengo el honor de presidir, nació espontáneamente del pueblo de Palafolls el 2014, sin ayudas institucionales, y superando trabas de todos tipo y reiterados intentos de prohibición por parte de la mayoría de miembros del actual consistorio.

Esta Semana Santa de 2018, tal como estaba anunciado, la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona han procesionado en Palafolls, con el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, en el Barrio Obrero de San Luis,  con Ntra. Santísima Virgen de los Dolores, por cuarta vez consecutiva, y tal como era previsible ha sido un éxito multitudinario, con amplísima repercusión social, mucho más allá de los límites municipales, comarcales y provinciales. Doy gracias a los organizadores, colaboradores y participantes. Doy gracias a la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona, a la Cofradía de San Luís & Santa María de Palafolls, a mis conciudadanos. Doy gracias a los miles de compatriotas que asistieron venidos expresamente desde otros lugares. Sin su participación no habría sido posible.

También agradezco el buen desempeño de sus funciones a los mandos policiales locales y mozos de escuadra participantes en el operativo de seguridad. Sin su profesionalidad el acto no hubiese podido celebrarse ante las presenciales amenazas incívicas de fanáticos enemigos de la procesión.

Mi especial agradecimiento al Somaten para la Paz, por velar en todo momento también nuestra seguridad, en todo el recorrido de la procesión,  y a todos los colectivos que velaron por nuestra seguridad, como mi agradecimiento a Ana.M, miembro del Cuerpo Nacional de Policía, que nos acompañó en todo el recorrido de la procesión. 

Mi agradecimiento de corazón a toda la cofradía, y especialmente a las costaleras y capataz, que un año más demostraron estar unidos con Ntra. Santísima Virgen de los Dolores, "Al Cielo con Ella", y a Sra. Ramoni que nos deleitó unas preciosas saetas.

También agradezco a los medios de comunicación por la labor en este día, y una especial agradecimiento al medio de comunicación Las Voces del Pueblo. com.

Me gustaría poder incluir en este agradecimiento al Ayuntamiento de Palafolls del que soy concejal, pero el respeto a la verdad me lo impide, ya que desde el Ayuntamiento de Palafolls se ha hecho todo lo posible por impedir su celebración. Por la misma razón tampoco puedo agradecer nada al cura párroco de Palafolls, más diligente en coincidir con enemigos de la Iglesia que en servir a sus parroquianos.

Espero que todos extraigamos lecciones de la experiencia vivida, y en años sucesivos, la Semana Santa de Palafolls sea aceptada tranquilamente como una tradición local más. Nadie tiene obligación de participar, del mismo modo que nadie tiene derecho a prohibirla.

Cofradía de San Luis & Santa María de Palafolls 
Hermano Mayor 
Óscar Bermán Boldú








lunes, 26 de marzo de 2018

Carta de Óscar Bermán abierta desde Palafolls, en defensa de la libertad y la igualdad de derechos.


El pasado viernes 26 de enero, en sesión plenaria del Ayuntamiento de Palafolls, ERC pregunto al gobierno municipal sobre las negociaciones y permisos de la Cofradía de San Luis & Santa María de Palafolls, en la próxima Semana Santa de este año 2018.

Los separatistas de ERC aprovecharon que por motivos profesionales yo no podía ese día prolongar mi presencia en el pleno, para reincidir -como cada año-, mediante provocación intimidatorias, en la ilegal prohibición de invitar a la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona, con su Santísimo Cristo de la Buena Muerte.

Para estos concejales de la formación secesionista, es insoportable la exhibición de patriotismo español en las calles que creen de su uso exclusivo. Para ERC, y para el alcalde del PSC-PSOE, es un asunto prioritario, y al parecer más importante que aquellos asuntos sociales que realmente preocupan a los vecinos de Palafolls.

En España sobran políticos que se sirven del pueblo, en vez de servir al pueblo. No es casual que muchos de estos políticos sean enemigos de las tradiciones populares españolas, y de todo lo que es inequívocamente español, empezando por la lengua común de todos los españoles y continuando por la Legión Española. Son políticos que se creen con derecho a modelar a su gusto y manera las mentes de los contribuyentes y prohibir las tradiciones culturales del pueblo español. 

Son políticos aficionados a tomarse libertades contra las libertades de los demás. Políticos enemigos de la libertad ajena, siempre dispuestos a prohibirnos aquello que no les gusta que hagamos, y obligarnos a acatar, como mansos borregos, los disparates e ilegalidades que les complacen. Políticos parásitos a los que parece faltarles tiempo y voluntad para solucionar los problemas reales que padecen la mayoría de sus conciudadanos. Y en cambio, siempre tienen tiempo para enredar, amedrantar entre sombras y boicotear todo lo público que no controlan.

Comprobamos año tras año que en Palafolls no faltan esa clase de políticos parásitos y liberticidas, empezando por don Valentín Agustí Bassa, alcalde PSC-PSOE, perpetuo que se cree dueño de Palafolls, y se resiste a aceptar con normalidad y neutralidad democrática, que en España la vía pública debe ser igual de pública y accesible para todos los españoles, en tanto que ciudadanos libres y responsables.

Para el Alcalde del PSC-PSOE, se ha convertido en su obsesión personal, prohibirle a la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona a procesionar por las calles de Palafolls, con su Santísimo Cristo de la Buena Muerte.

Don Valentín Agustí Bassa PSC-PSOE es capaz de tratar a sus concejales como borregos para satisfacer su ego y a los separatistas, no se cansa de demostrar su mezquina condición política y humana, y no ceja en su tan obstinada como inútil pretensión de impedir que los vecinos católicos de San Luis, en confraternidad con los legionarios y otros españoles llegados de otros lugares, celebremos la Semana Santa al modo más popular y tradicional en España.

La procesión de la Cofradía de San Luis, con la Ntra. Santísima Virgen de los Dolores que cada año tengo el honor de organizar y presidir, con mis hermanos de la cofradía, se ha convertido en pocos años en la manifestación de religiosidad popular más importante del Maresme, y una de las más notables de Cataluña. No solo no perjudica a Palafolls, sino que es un beneficio para nuestro municipio.

No es solo un acto religioso, también es un evento social y cultural consolidado, que atrae a Palafolls a una creciente multitud de visitantes llegados expresamente ese día de otros lugares de Cataluña, e incluso de otros lugares de España.

El señor alcalde, don Valentín Agustí Bassa, ignora que no tiene ningún derecho a censurar y boicotear una modélica procesión de libertad religiosa, por mucho que a él no le guste. El nefasto alcalde perpetuo de Palafolls abusa de un bastón de un mando que le viene demasiado grande hace muchísimos años.

Me pregunto qué culpa tienen los vecinos del humilde barrio obrero de San Luis para que desde la Casa Consistorial de Palafolls, concejales de la Nacional Secesionista ERC y el alcalde socialista traten de impedir que un día al año se celebre en sus calles una católica y española procesión de Semana Santa con la espectacular participación de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios  de Barcelona, con su Santísimo Cristo de la Buena Muerte.

Y por último me dirijo a ERC, organizadora de las marchas con antorchas, “ideológicas”. Les recuerdo que las calles no son suyas, y les insto a que despierten de su delirium tremens nacionalista. Las calles son de todos, también de nosotros los catalanes que somos también españoles.

No voy a permitir un actitud provocadora que busca un linchamiento público cada año, nos está intimidando el propio Ayuntamiento, por invitar a la Hermandad de Caballeros Legionarios de BARCELONA, estamos en un país libre, y si lo tengo que llevar al terreno judicial, "ahi" nos encontraremos todos, pero todos delante de la justicia.

       Ayuntamiento de Palafolls                          
       Regidor no adscrito 
       Óscar Bermán Boldú                                                      
                                                                    Palafolls a 24/03/2018







martes, 20 de marzo de 2018

CARTA ÓSCAR BEMÁN - "JUSTICIA"

Los padres de Diana Quer, Marta del Castillo, Mari Luz, Sandra Palo, una representación de la familia de Yéremi y Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la Asociación 'Clara Campoamor'. EP.


Hay tres formas de enfrentar el crimen. 

La primera, es que cada uno se tome la justícia por su mano.

La segunda, comprendiendo y perdonando a los criminales y diseñando el castigo, no como tal sino como ayuda para que se arrepienta y pida perdón, y se reintegren a la sociedad como si aquí no hubiera pasado nada. 
 
La tercera, estableciendo procedimientos lo más objetivos y fiables posibles, para que los criminales sean castigados de forma que se evite el impulso de tomarse la justicia por su mano por parte de los damnificados y, no menos importante, que los más débiles puedan ejercer su derecho a la justicia y protegerse del efecto inductor que tiene la impunidad. Es por esa razón por la que se debe proteger con mayor intensidad a los más débiles, sean hombres, mujeres, niños, ancianos o adultos.

Con ocasión de la muerte del pequeño Gabriel, y sin que olvidemos la de tantos otros olvidados, hemos asistido a la escenificación de esas tres formas de enfrentar el crimen en un espectáculo tan esclarecedor que más bien parece la sutil estratagema de un maestro para mover a sus alumnos a pensar por sí mismos que una simple casualidad. Hemos visto cómo muchas personas, movidas por la rabia del tremendo daño innecesario, cobarde e injusto perpetrado en la persona del niño, han cedido al impulso de tomarse la justicia por su mano. Pero hemos visto, también, cómo los defensores de la segunda alternativa, la de la comprensión, protección y perdón de los criminales, se imponía en los grandes medios de comunicación que, aún hoy mismo, continúan bombardeando con la idea comprensiva y reinsertadora.

Muchas personas que sienten profundamente la necesidad de una justicia firme, capaz de proteger a los débiles y evitar el impulso de la venganza ciega, se encuentran indignadas con la actitud de las corrientes políticas que defienden la idea de la justicia sólo legitimada en términos de reinserción, encarnadas en las mismas organizaciones políticas que quieren abolir la prisión permanente revisable. El dantesco espectáculo al que estamos asistiendo en directo, multiplicado por los medios de información hasta la extenuación, presenta rasgos que sólo es posible ignorar si nos dejamos llevar por el sentimentalismo al que quieren arrastrarnos esos medios. 

La presunta asesina en militante de izquierdas afín a Podemos. El padre de la criatura es afiliado a Podemos. La madre, en una actitud que resume a la perfección la alternativa de comprensión, resignación y reinserción, en un ejercicio terriblemente evidente de Síndrome de Estocolmo, pide que cese la rabia, la indignación y el odio contra la presunta criminal o, lo que es lo mismo, que todos nos anestesiemos y aceptemos con resignación la alternativa de la comprensión y el perdón.

Muchos de los que no aceptan esta alternativa y critican con justa crudeza a esas organizaciones políticas que, sin duda alguna motivadas por el hecho de que la presunta es una de los suyos, olvidan que la base de esta doctrina de comprensión, perdón y reinserción, se encuentra en la religión que ellos mismos profesan y que es una institución como la Iglesia la que coincide con las organizaciones izquierdistas en la defensa de la impunidad vestida de humanidad para con los criminales, no para con las víctimas, tratando de establecer una asociación mental que, paradójicamente, podríamos calificar de demoníaca: la madre del niño asesinado pide que cese la rabia, la indignación y el odio, todo el mundo se centre en las buenas personas y olvide a la criminal. Y pide eso porque ella sí es una buena persona, dando a entender que los que pedimos justicia, y no venganza ciega ni impunidad buenista, no somos tan buenas personas. Pero lo somos. Precisamente porque no albergamos absolutamente ninguna clase de comprensión con el mal ni con quienes lo ejercen ni, lo que es más importante, pedimos perdón para ellos, un perdón disfrazado de bondad religiosa, justificación sociológica o eficacia científica.

La justicia debe estar por encima de los impulsos, perfectamente comprensibles y naturales, de venganza. Pero, también, de cualquier forma de impunidad, no importa los términos en los que se exprese. Porque sólo puede comprender, perdonar y reinstalar a los criminales otros criminales o las pobres gentes indefensas ante sí mismas y movidas por lo que hoy en día se llama Síndrome de Estocolmo. 

La venganza y el perdón no son compatibles con la justicia. Nadie que defienda la venganza o el perdón (y la reinserción) puede llamarse justo. No se puede ser justo y comprender, proteger y, finalmente, salvar a los criminales. Así de sencillo. Así de esclarecedor. Porque estas personas, además de expresar su condición profunda de comprensión, perdón y salvación de los criminales, nos condenan a los demás a ceder ante nuestros impulsos de venganza o a ser esclavos de nuestra debilidad.

Y a esa degradación de venganza o indefensión es a la que quieren someternos quienes piden derogar la prisión permanete revisable e impiden que se endurezca el código penal porque ellos consideran que con los criminales hay que ser comprensivos y perdonarlos tras que se arrepientan. Porque, entre otras cosas, dicen, eso es ser buena persona y, además, no sirve de nada poner penas duras ya que no evitan el crimen. Pero el crimen no lo evitan tampoco las penas reinsertadoras. Así pues, eliminemos todo castigo a los criminales.

Buenas personas somos los que pedimos justicia. Que nadie lo olvide, porque somos la inmensa mayoría. 


Óscar Bermán Boldú